13
febrero

Vicente Gallego

0 comentarios

Nacido en Valencia en 1963, Vicente Gallego comenzó a escribir poesía hacia 1983, y ya en 1986 tuvo «la mala suerte» de que la Universidad de Valencia le premiara y, desgraciadamente para él, le publicara su primer libro, Santuario, una síntesis de su proceso de aprendizaje concretada en un único poema largo, un tanto irreverente y provocador, que el poeta ha desterrado de su corpus poético.

Pero en ese mismo año publicó una plaquette titulada La luz, de otra manera que, corregida y aumentada, obtuvo al año siguiente el Premio Rey Juan Carlos y publicó Visor en 1988 (diez años más tarde, de nuevo corregida, aparecería la edición granadina): es un conjunto de cartas, con títulos que son fechas, muy despojadas y casi minimalistas, bordeando el peligro de la prosa.

Ese año de 1988, con el título de El desencanto, aparecía en Torrelavega un anticipo de lo que un poco después, con el de Los ojos del extraño, obtuvo el III Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe a la creación joven (Visor, 1990). Como por entonces preparaba ya el libro de relatos Cuentos de un escritor sin éxito, García Martín ironizó sobre ese título en artículo luego incluido en La poesía figurativa (1992): «obviamente, esas narraciones no serán autobiográficas, ya que... es sin duda uno de los escritores más premiados, becados, antologados de los últimos años.» Sin embargo, el libro sería retirado por el autor a la hora de su poesía reunida, simplemente porque luego lo consideró un libro fallido (se lo dice a Ana Eire en Conversaciones con poetas españoles contemporáneos, Sevilla, Renacimiento, 2005, 209-237). Debemos anotar ya como una característica del autor su enorme sentido autocrítico, sobre todo si consideramos qué jurado le había otorgado el Loewe joven: Paz, Bousoño, Brines, Gimferrer, de Villena, Colinas y Siles.

De todos modos, la retirada no fue completa, ya que hay dos o tres poemas de este libro incluidos en La plata de los días, donde recogió la poesía escrita entre 1990 y 1996: a pesar de su evidente parentesco narrativo con el libro suprimido, el autor consideró que ahora andaba ya por el buen camino. Su voz auténtica la logra en Santa deriva, con el que obtuvo el Loewe senior en su XIV edición (Visor, 2002), un libro en el que las tensiones entre lo pagano de la carnalidad corporal y el misticismo religioso, entre serenidad y alucinación, entre razón e irracionalidad, entre tradición y modernidad alcanzan cotas magistrales. Con Cantar de ciego (2005, siempre Visor), Vicente Gallego prosigue sus indagaciones poéticas en la misma línea pero con un grafía más clara, más ligada a lo cancioneril que a los clásicos áureos: No en balde uno de sus lemas iniciales es un villancico anónimo del Cancionero musical de Palacio, el «No pueden dormir mis ojos».
Fuente: Datos tomados de la obra poéticayPOESÍA, editada por la Fundación Juan March.


EN ESA ALCOBA NUESTRA DEL CARIÑO
           A Francisco Brines

BREVE fue la visita -nos urgían-
en la clínica adusta; interminable
en esa alcoba nuestra del cariño.
Tiene allí toda pena
y toda duración prohibido el paso.

Ni me voy ni te quedas: no se sale
de allí donde las almas se hacen una.
Te has venido conmigo, estás oliendo
el jazmín que cantaste de tu infancia,
con delicada voz maestra mía,
en esta noche nuestra de septiembre;
la rosa de tus noches yo la huelo.
Contigo, aunque me vaya, me he quedado.

Dile al alba que vives,
que conmigo te vienes todavía
a decir de mil modos nuestro afecto.

Estos versos escribes, los desgrana
en mi boca tu boca, como ponen
mis manos en tus manos cuanto tengo,
y es solo una alegría de quererte
que no me quitarán,
pues lo llevo escondido en lo más claro.
(4 de septiembre de 2010)

 

 

 

 

 

 


0 comentarios




Comparte tu opinión:

Nombre:


Comentario:


Enviar
Categorías


Archivo
2016
      Noviembre
      Octubre
      Abril
      Febrero
2015
      Abril
2014
      Mayo
      Abril
      Febrero
2013
      Junio
      Mayo
      Abril
      Marzo


Vídeos

ver más vídeos


Ediciones anteriores

Madrid 2013: Formatos Senti2

Madrid, 2014. Vanguardias y periferias

Huellas Valencia 2014


Twitter

 


Facebook

Facebook: Atrio de los Gentiles


Google+
 

Google+

Atrio de
los Gentiles
dominicos
Contacto
Realizado por:
Oficina Internet Dominicos